04 junio 2008

Nubosidad variable.

Como si fueran algodones de azúcar y viviera en una constante feria de verano. Estiraré mi brazo hasta alcanzar el junco más grueso. Dibujando círculos al aire, tendida en ese verde campo que me despierta con la humedad de sus primeras horas. Ahora boca arriba, ahora boca abajo. Desmenuzaré las nubes creando nuevas figuras y apartándolas hacia los lados, esperando encontrar lo que tanto tiempo llevo esperando. Bienvenida, a todos.

1 comentario:

Producciones Bajo Presupuesto dijo...

Como se encuentra el tiempo,
es propicio para emprender el viaje?

Sera preciso abrir los brazos, para sentir el cielo, como tu lo sientes.